Tarta cremosa de capuccino

February 16, 2012

Últimamente estamos haciendo varias de las recetas que Sergio propone en Saber Cocinar. Nos llaman mucho la atención los dulces, muy sencillos y rápidos de preparar. Además hemos descubierto la gelatina, cualquier día os preparamos un café con leche cuajado, je je, podemos “gelatinificar” cualquier cosa. Es un producto que hasta ahora no solíamos utiliar, pero ya hemos hecho acopio…

tarta cremosa de capuccino y vainilla apm 13 pizcas pizcas En esta ocasión hemos preparado una versión de la tarta cremosa de café y vainilla de este programa de televisión, pero hemos echado mano de capuccino soluble descafeinado, mucho más suave y, además, apto para todos.

Ingredientes: tarta cremosa de capuccino y vainilla apm 2 pizcas pizcas

  • Un vaso de agua.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 rama de vainilla
  • 2 cucharadas de capuccino soluble descafeinado (un sobrecito).
  • 1 yema de huevo.
  • 6 hojas de gelatina (nosotros empleamos las de la marca Hacendado y dieron buen resultado).
  • 300 ml de nata para montar.

En primer lugar, ponemos al fuego el vaso de agua con el azúcar, el café y la vainilla, para obtener un café ligero y avainillado. Lo tendremos al fuego durante 8/10 minutos, sin que hierva. Transcurrido el tiempo, lo dejamos atemperar y le añadimos la yema de huevo batida y las hojas de gelatina. Es importante que el líquido haya perdido la temperatura, pues de lo contrario, la yema podría cuajarse. Las hojas de gelatina deben estar antes de ser incorporadas unos minutos a remojo en agua fría (o según os diga el fabricante). Dejamos enfríar esta mezcla.

Mientras se enfría, vamos a montar la nata. Para eso es importante que la nata esté bien fría. Echamos la nata en el vaso de batir y añadimos el resto del azúcar. Luego, a velocidad mínima de la batidora, batimos la nata con las varillas durante unos minutos, hasta que veamos que va tomando cuerpo y, finalmente, queda montada.

tarta cremosa de capuccino y vainilla apm 4 pizcas pizcas Cuando tengamos la nata, la mezclamos poco a poco con la preparación anterior y rellenamos un molde. Lo dejamos enfríar todo en la nevera, cuanto más tiempo mejor.

Para servirlo, nosotros lo acompañamos de caramelo líquido.


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.