Solomillo enrolladito con york y queso y salsa de champiñones

February 07, 2012

El solomillo envuelto en hojaldre se conoce como solomillo Wellington. Pizcas y Mizcas nos animamos con él el otro día para una de nuestras cenas. Se trata de un plato completo y que te evita tener que preparar muchos entrantes. Esta es una receta que admite muchas variantes, según los ingredientes con los que “vistamos” al solomillo. Nosotros optamos en esta ocasión por el jamón york y el queso de untar. Lo normal es untar el solomillo con foie pero este es un alimento que no pueden tomar las embarazadas y aunque va al horno, preferimos una alternativa. La verdad es que el york dejó al solomillo muy jugoso. Dio buen resultado. solomillo wellington apm 4 pizcas

Ingredientes (saldrán unas 8 raciones)

  • Un solomillo y medio de cerdo
  • Una lámina y media de hojaldre congelado
  • 150 gramos de jamón york en lonchas
  • Media tarrina de queso para untar
  • Un huevo batido
  • Patatas para acompañar
  • 200 ml de nata líquida
  • Una lata de champiñones en conserva solomillo wellington apm 1 pizcas

La clave de esta receta es que el solomillo quede bien cocinado por fuera y tierno y jugoso por la parte central. En primer lugar, salpimentamos la carne y en una sartén lo suficientemente amplia lo doramos bien por todos los lados. No hay que hacerla del todo, puesto que luego va a tener tiempo de horneado. Una vez dorado, lo retiramos y dejamos que pierda temperatura.

Extendemos el hojaldre y lo dejamos tan fino como podamos. Untamos bien de queso la carne y la envolvemos con el jamón york y el hojaldre, cerrando bien los extremos para que se pueda cocer el solomillo dentro del paquete. Lo pintamos con un huevo batido. Es importante pinchar el hojaldre por varios puntos para que el aire tenga algo de salida y no se hinche.

Precalentamos el horno a 200 grados e introducimos los enrolladitos en una bandeja. Lo suyo es tenerlo unos 10 minutos a 200 grados y luego bajar a 180 y mantener otros 10 minutos. Pero la clave os la dará el tono que tenga el hojaldre.

Para acompañar la carne, elegimos las patatas bravas congeladas de Hacendado, que se pueden hacer al horno y quedan bastante bien; y una salsa de champiñones. solomillo wellington apm 3 pizcas1

La salsa es muy sencilla y está bastante buena. Se pone en un cazo una lata de champiñón laminado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y pimienta y se rehoga. Cuando lo tengamos bien dorado, añadimos la nata y bajamos el fuego para que espese. Es importante remover bien para evitar que se agarre el fondo del cazo. Cuando esté cocinado, se pasa por la batidora, para que quede homogénea. Si veis que se os queda demasiado líquida, podéis espesarla con un poco de harina de maiz. A nosotros no nos hizo falta y quedó con la textura que deseábamos. solomillo wellington apm 5 pizcas

Animaros que es muy sencillo y nos contáis qué tal. solomillo wellington apm 6 pizcas


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.