Patatas y sobrasada ibérica en sartén

December 03, 2012

Muy buenas a todos. Hoy, de nuevo, los productos de la Charcutería Casa Rodríguez vuelven a los fogones de A Pizcas y a Mizcas. Además, lo hacen en una receta en la que gastaremos apenas cuatro ingredientes, ya veréis qué sencilla y qué rapida. Lo que vamos a preparar es una sartén de patatas y sobrasada ibérica, pero mucho más ligera que las típicas que probamos en tascas y bares. ya tenemos lista las patatas y sobrasada

Ingredientes para la sartén de patatas y sobrasada ibérica (para dos personas)

  • Dos patatas de buena calidad.
  • Dos huevos.
  • Sobrada ibérica.
  • Queso de cabra.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

En primer lugar, pelamos las patatas y las cortamos en discos, no demasiado finos. Si vemos que las rodajas nos quedan con un diámetro excesivo, las partimos por la mitad. En una fuente apta para microondas ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, apenas un hilillo. Colocamos una capa de patatas, otro hilillo de aceite y otra capa de patatas. Lo introducimos en el micro durante cinco o seis minutos a la máxima potencia (según el aparato). Ya tendremos casi lista la mitad de la sartén de patatas y sobrasada.

Ahora, en una sartén calentamos el aceite de oliva, cuando esté bien caliente, agregamos los discos de patata asada en el microondas, y las salamos. Cascamos sobre ella los huevos y el queso de cabra (un pedacito solamente) desmenuzado. En cuanto los huevos estén ya fritos/cuajados, con la ayuda de una espumadera colocamos el contenido de la sartén en una fuente intentando traspasar la menor cantidad posible de aceite. Sobre esto, añadimos la sobrasada ibérica en trozos. De esta forma el calor de las patatas hará que se empiece a reblandecer la sobrasada.

Sacamos la fuente de patatas y sobrasada a la mesa y rápidamente, antes de que se enfríe, rompemos los huevos, las patatas y sobrasada con cuchillo y tenedor. aquí está nuestra cazuelita de patatas y sobrasada

Es un plato con un contraste de texturas muy interesante. Por un lado, las patatas quedan crujientes por fuera, pero tiernas por dentro (al estar asadas); el huevo queda muy suave, con el queso de cabra fundido y la sobrasada ibérica reblandecida.

No es un plato para tomar todos los días, por su contenido calórico, pero está de vicio.

En casa lo acompañamos con el vino tinto de Garnacha Tintorera de Vicente Gandia El Miracle by Mariscal. Aguantó muy bien el maridaje y resultó un vino muy agradable de tomar.

Que aproveche!


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.