Revuelto griego

January 04, 2013

Si cerráis los ojos y pensáis en la comida griega seguro que una de las primeras imágenes que os vienen a la cabeza es la del queso feta. Es un queso de leche cruda de vaca con mucha personalidad y que aporta un sabor genial a todos los platos. Por otra parte, los revueltos son recetas muy socorridas, se pueden hacer casi con cualquier cosa. Así que juntando ambas cosas obtuvimos un rico revuelto griego, cuya base es el queso feta y el calabacín.

Ingredientes para un revuelto griego para dos personas

  • Dos huevos
  • Un calabacín pequeño
  • Media cebolla si es grande o una mediana
  • Queso feta al gusto
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Panecillos tostados

revuelto griego

Pelamos el calabacín y lo troceamos en discos y éstos en mitades. Pelamos la cebolla en aros finos. Ya tenemos mitad de los ingredientes de nuestro revuelto griego preparados.

En una sartén calentamos tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando empiece a tomar temperatura, añadimos la cebolla troceada y la salamos. Cuando empiece a ablandarse, incorporamos el calabacín. Lo cocinamos todo a fuego medio para que quede bien blandito.

Mientras se cocina, cascamos los huevos y los ponemos en un plato hondo, sin batirlos. Salpimentamos. Ahora subimos el fuego y con ayuda del plato volcamos los dos huevos y removemos con una espátula continuamente hasta que la clara y la yema cuajen y se integren en el revuelto griego.

Lo presentamos en un cuenco, con el pedazo de queso feta y rodeado de panecillos tostados. Espolvoreamos un poco de pimienta negra molida y a comer bien calentito.

Esperamos que os haya gustado y que os animéis a cocinar este sencillo revuelto griego, seguro que os saca de más de un apuro. Además cumple los propósitos de A Pizcas y a Mizcas, sencillo, asequible y perfecto para tomar en compañía de buenos amigos.

revuelto griego


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.