Fondant de nubes para cobertura de pastel

March 03, 2013

Lo sentimos pero hemos caído en el torbellino de moda: las tartas fondant. Internet es un hervidero de ideas, fotos y tutoriales de tartas espectaculares, decoradas, barrocas y muy, muy rosas. Os ofrecemos aquí una receta para preparar un fondant de nubes, sí de nubes de golosina (marshmallows), que podréis utilizar para cubrir cualquier pastel o magdalenas y que quede bien vistoso. Es sencillo, pero os advertimos que es muy, pero que muy pringoso. Así que armaos con un buen delantal y manos a la masa!

Ingredientes para el fondant de nubes (una masa blanca y otra rosa)

  • Una bolsa de 200 gramos de nubes de golosina (utilizad las que vienen con nubes rosas y nubes blancas, por ejemplo las de marca blanca de Alcampo)
  • Azúcar glasé a discreción
  • Mucha paciencia si es la primera vez

fondant de nubes

fondant de nubes

Separamos las nubes de golosina rosas de las blancas. De esta forma obtendremos un fondant de nubes rosa y otro blanco rápidamente y sin tener que teñirlos.

En un recipiente para microondas colocamos las nubes rosas (con las blancas procederemos luego exactamente igual). Lo metemos en el micro 30 segundos al máximo, removemos y volvemos a introducir 30 segundos más. Removemos y veréis como se deshacen las nubes. Las disolvemos por completo (quedará como una crema rosa). Ojo que quema mucho.

Con la ayuda de un colador tamizamos azúcar glasé por encima, mucho azúcar glasé y vamos removiendo con la espátula o lengua de cocina. Cuando haya absorbido el azúcar, añadimos más y volvemos a remover. Una vez que veamos que se empieza a despegar de las paredes del bol con facilidad, no os confiéis y echad más azúcar. Si una cosa hemos aprendido al practicar con esta receta es que NUNCA HAS PUESTO SUFICIENTE AZÚCAR GLASÉ. Llegará un momento en que no podréis manejar con facilidad el fondant de nubes con la espátula en el bol y será cuando llegue el pringue.

En una superficie lisa y bien limpia, expandimos azúcar glasé para evitar que se pegue. Hacemos una bola con el fondant de nubes y la colocamos en la superficie azucarada, con el colador tamizamos algo más de azúcar sobre la masa. Lo amasamos con las manos. Si vemos que se pega… ya sabéis, azúcar glasé.

Una vez la masa sea independiente de vuestras manos, haced una bola y envolverla con papel film y dejadla reposar un poco para que pierda temperatura. Luego coged un buen rodillo y id estirándolo tanto como podáis, dándole forma rendonda o rectangular, según sea el pastel a cubrir con el fondant de nubes.

fondant de nubes

fondant de nubes

Con cuidado, echad el fondant de nubes como si fuera una sábana por encima del pastel y con las manos id ajustándolo. Cortad el sobrante con un cortapastas o cuchillo afilado. Con estas sobras pasadas por el rodillo tendremos material para decorar posteriormente.

fondant de nubes

fondant de nubes

Con el fondant de nubes blanco procederemos de igual forma y lo utilizaremos para decorar en contraste. Con cortapastas circulares sacamos varias piezas de diversos tamaños y para pegarlos utilizamos un dedito mojado en agua.

fondant de nubes

fondant de nubes

Respecto al bizcocho. En nuestra primera incursión en el mundo fondant utilizamos un bizcocho de yogur que rellenamos con crema de avellanas, pero también podríamos usar como base un brownie o cualquier otro bizcocho con cierta consistencia.

fondant de nubes

Seguiremos avanzando en este arte pastelero. Nos ha encantado la experiencia!

fondant de nubes


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.