Fin de semana gastronómico en el Delta de l'Ebre

December 06, 2011

Acabamos de regresar de un estupendo fin de semana en pleno Delta de l’Ebre. Allí fuimos a ver a Pedro y a Diana. Además de muchas risas y complicidad, lo cierto es que pasamos unos días gastronómicos fantásticos, con el llagostí (langostino) como protagonista.

El sábado coincidió que en Sant Carles de la Ràpita se celebraba la Diada del Llagostí, una jornada dedicada a promocionar este producto típico y los restaurantes que trabajan con él. Se desarrolló en un espacio multiusos con decenas de expositores de restaurantes y también de bodegas de la zona. cartell 2011 pizcas

Íbamos con ganas de probar el arroz con langostino, pero, la verdad es que llegamos tarde y ya se había terminado. Sin embargo, pudimos degustar langostinos en salsa, langostinos con piña y los clásicos langostinos cocidos. Un aperitivo genial que solo con oler ya alimentaba. Todo ello regado con buenos cavas. lens IMG 20111203 00008 4 pizcas

Tras el “almuerzo” y con el apetito ya abierto fuimos a comer a El Racó del Coc, en Sant Carles. Comimos de menú y la verdad es que fue todo un descubrimiento. Por 12,95 euros por persona (bebidas y cafés y postres aparte) quedamos más que satisfechos. Todo muy casero y con una atención muy buena. IMG 20111203 00012 pizcas Como entrantes, éramos ocho y nos sirvieron dos ensaladas completas, el típico pan con allioli y unas cortadas de embutidos y queso. Luego llegaron dos calderos con mejillones, almejas y caracoles de mar (caragol punxoset) guisados en salsa de almendras y avellanas. Riquísimos. Calamares a la romana y luego pedimos un arroz a banda y una fideuà. Para beber, lo acompañamos con un Viñas del Vero Chardonnay fermentado en barrica.

IMG 20111203 00015 1 pizcas

IMG 20111203 00014 pizcas El postre, espectacular, una selección de tartas caseras (tarta de flan, de crema inglesa, de almendra, chocolate…) y lo que no habíamos visto nunca, el “menjar blanc”: arroz con leche pero elaborado con sémola de arroz.

Volveremos de “okupas”, seguro.


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.