Alcachofas estofadas

May 08, 2013

Qué ricas son las alcachofas! Una de las formas más sanas y ligeras de cocinarlas es hacerlas estofadas. Las alcachofas estofadas en olla express que os proponemos hoy nosotros las tomamos para cenar, tibias, pero también pueden ser un aperitivo perfecto si se sirven reposadas y frías.

Ingredientes para las alcachofas estofadas (dos raciones)

  • Ocho alcachofas
  • Dos dientes de ajo picados
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo podéis ver, los ingredientes son muy sencillos, por lo que tienen que ser de la máxima calidad posible. El primer paso para preparar las alcachofas estofadas es preparar estas verduras. Es un poco engorroso, pero el resultado final merece la pena. Preparamos un bol con agua y exprimimos en ella el zumo de un limón, de esta manera evitaremos que las alcachofas que vayamos teniendo limpias se oxiden demasiado pronto. Quitamos el tallo de las alcachofas y las hojas exteriores, hasta que aparezcan las hojas blancas. Cortamos las puntas de las hojas, de forma que nos quedemos con el corazón de las alcachofas. Nosotros, cuando las preparamos así preferimos hacer las alcachofas estofadas enteras. Las vamos echando al bol conforme las vamos teniendo listas.

En la olla express echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra. Colocamos las alcachofas, a poder ser que se queden de pie. Añadimos agua, hasta que cubra la mitad de las alcachofas. Salamos muy ligeramente y añadimos un poco de pimienta y dos puñaditos de perejil picado y los ajos. Ponemos la olla al fuego, sin cerrar todavía, hasta que veamos que empieza a hervir el agua. En este momento cerramos la olla con las alcachofas estofadas y las tenemos unos 15 minutos con el vapor saliendo de la olla.

Transcurrido ese tiempo abrimos la olla con precaución (cuando la válvula de seguridad lo permita). Dejamos reposar un poco. Las servimos en un plato llano, solo las alcachofas, sin caldo de cocción. Las regamos con un hilo de aceite de oliva virgen extra y una pizquita de sal en escamas (por eso las hemos salado tan poco antes).

alcachofas estofadas

No nos digáis que no dan ganas de probarlo.


Un rincón para los cocinillas de andar por casa y con ganas de comer bien entre amigos.